El Samsung Galaxy S 4 ya está aquí

Bueno, pues ya lo tenemos aquí: después de algunos meses de espera, después de miles y miles de dolares en marketing, después de cientos de especulaciones y decenas de filtraciones ya tenemos aquí el nuevo Samsung Galaxy S 4.

Os puede interesar: Galaxy S6 Mini

Sin duda Samsung ha trabajado duro y ha invertido mucho dinero para convertirse en no solamente un referente en el mundo de los teléfonos Android sino como abanderado pionero entre todos los fabricantes de smartphones y tecnología punta, y la verdad es que tal y como están las cosas (me refiero a la crisis mundial) se lo están currando. No es fácil estar siempre en la vanguardia de la tecnología y no es fácil diseñar un teléfono y asegurarte la jugada de que dentro de unos meses cuando este salga de producción será el más potente o innovador del mercado. Pero ya lo dicen… ¡el dinero mueve montañas!




Bueno y sin más dilación vamos a dar un repaso a la configuración de las características técnicas más importantes de este Samsung Galaxy S 4.

 
Lo primero que hay que destacar es que no solamente luce a nivel de hardware (que también), sino que lo hace también a nivel de software.
 
Hardware:
 
Empecemos por la pantalla, tenemos un display Full HD de 1080p (1920×1080) Super AMOLED HD Green PHOLED de 4,99 pulgadas. Hay que recordar que su predecesor, el Samsung Galaxy S 3 la tenía de 4,8 pulgadas y 720p, por lo que la mejora, aunque a simple vista algunos no lo aprecien, es substancial. La pantalla viene protegida con la última versión Gorilla Glass 2. Y ahora te estarás preguntando ¿que es lo de “Green PHOLED”? Pues te voy a poner un ejemplo y así lo entenderás mejor:
 
 Samsung Galaxy S 4
 Samsung Galaxy S 3
Samsung Galaxy Note 2
Hablemos ahora del procesador. El corazón de este acorazado es un procesador Exynos 5410 a 1,9 GHz con ocho núcleos (cuatro basados en Cortex A15 y cuatro basados en Cortex A7). Para el apartado de gráficos han pensado en el PowerVR SGX544 MP3 a 533 MHz. Que traduciendo todo este baile de letras y números significa que tiene una potencia desmedida digna de rivalizar con los ordenadores de sobremesa más potentes.
 
Sistema operativo: Para gobernar este procesador, Samsung ha pensado en Android 4.2.2 Jelly Bean, por supuesto este no viene sólo, viene acompañado de la última versión de Samsung Touchwiz (habrá que ver cuantas de estas nuevas características llegan a los modelos antiguos en forma de actualización).
 
Memoria: Las capacidades de esta bestia son 2 GB de memoria RAM DDR3 (algo que ya todos esperábamos, y de hecho ya las esperábamos en el S3) y tres versiones distintas en lo que a memoria interna se refiere 16 GB, 32 GB y 64 GB (según mercados). Por supuesto se mantiene la posibilidad de insertar una tarjeta microSD de hasta 64 GB en la ranura para tal efecto.

 

Cámara: Descubrimos una cámara de 2 megapixeles en la parte frontal y otra posterior de 13.1 megapixeles acompañada de flashLED y que permite la grabación en Full HD y HDR y algunas cosillas más que tocaremos más abajo en el apartado del software.
 
Samsung sigue apostando por la tecnología NFC dotando a este teléfono también del correspondiente chip y de igual manera tendrá LTE aunque sólo en algunas regiones (La versión LTE tendrá un procesador Quad-Core a 1.8 GHz por incompatibilidad con el chip LTE).
 
Sistema de carga inalámbrica: el Samsung Galaxy S 4 dispone de un sistema de carga inalámbrica mediante el estándar Qi presentado hace unos meses. Esperemos que esta vez sí llegue al mercado. Hay que recordar que también lo anunciaron el año pasado para el Galaxy S3 pero al final se quedó en anuncio.
Autonomía: Para dar soporte a todo esto Samsung suministrará una batería extraíble e intercambiable de 2600 mAh. A priori parece un poco más “lo de siempre”, osea que no llega a final del día o si llega lo hace por los pelos. Pero la empresa coreana asegura que estos 2600 mAh son más que suficientes pues el secreto del ahorro energético reside en el procesador y no en la batería.

Bueno y así para destacar, creo que faltan las medidas: Dimensiones de 136,6 x 69.8 x 7.9mm y el peso que es de 130gr.

Este Samsung Galaxy S4 está construido totalmente en polycarbonato (plástico) y aluminio. La trasera vuelve a ser de plástico rugoso, tal y como fué la del Galaxy S2 o la del Samsung Galaxy Nexus, ofreciendo  un mejor agarre que la del S3.
 

Software:

 
Podríamos destacar muchas nuevas funcionalidades de este nuevo TouchWiz, pero con el ánimo de sintetizar y de no convertir esta entrada en un misal, destacaré el SmartPause y un sistema de control táctil flotante
 
El Smartpause es un sistema de control automático de reproducción multimedia capaz de detener la reproducción de un vídeo cuando alejemos la vista de la pantalla.
 
Otra novedad, Smart Air, es el control flotante del dedo sobre la pantalla que es algo similar a lo que ya ofrece el S-Pen en el Note II, pero sin necesidad de usar un stylus. Con este sistema  podremos ver cuadros de información cuando pasemos por encima de los contactos o incluso echar un ojo a las miniaturas de las imágenes.
 
Smart Scroll: un sistema por el cual podremos mover el contenido de la pantalla simplemente con el movimiento de los ojos. Algo que parece bastante útil aunque no conocemos su contrapartida en consumo energético.

La grabación de la cámara trasera permite que esta sea en Full HD, en HDR y a cámara lenta.  Una nueva función es Dual Camera, que permite tomar fotos a la misma vez con las dos cámaras. Samsung pretende con esto que el que toma la fotografía también aparezca en la captura y se integre en esta.
 
Otra más es Drama Shot, que toma más de 100 fotografías en 4 segundos para después combinarlas y extraer una nueva que muestra lo mejor de esas cien capturas.

 

 

 
Más información en www.androidbasico.com

4 comments

  1. Pues yo estoy muy feliz con mi SGS3, por supuesto este año no me lo voy a cambiar, puesto que las apps actuales aún no están a la altura del hardware. Por lo tanto ahorrar.

    Decir también que me ha encantado este SGS4, pero mi próximo smartphone será casi con toda seguridad un Nexus 5 o nexus 6 según lo que haya en ese momento… ¿Por qué? Pues por precio, así de simple.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *