El valor de las cosas

¿Cuánto vale un smartphone?

Mira que la pregunta es sencilla ¿cuánto vale un smartphone? pues la respuesta puede resultar una odisea. En los días que nos ha tocado vivir, el precio de las cosas es algo siempre relativo. Lo que hoy puede tener un valor mañana puede tener otro.

Con el paso del tiempo la tecnología se deprecia. Bueno aunque esta afirmación es también relativa, por lo general las novedades suelen tener un precio muy superior al que luego tienen pasados unos meses. Y digo que es relativo porque en toda esta ecuación hay otra variable que es la demanda. Aunque un dispositivo tenga ya unos meses si este goza del favor del público y tiene mucha demanda puede no llegar a depreciarse o incluso a aumentar su precio. Esta situación la pudimos ver hace unos meses en el mercado con los modelos Samsung Galaxy S y Samsung Galaxy S SCL.

A principios del año pasado era posible adquirir el Galaxy S en algunas compañías por un precio que rodeaba los 50€ ~ 60€ más un compromiso de portabilidad de 18 meses. Luego a finales de verano podríamos ver como la misma portabilidad acompañada de un Galaxy S SCL, un teléfono técnicamente inferior, ya que Samsung lanzó esta versión para que fuese más asequible al publico, pasaba a costar 150€ ~ 180€. Entonces… ¿nos están tomando el pelo?

No, como ya os he dicho antes es todo cuestión de oferta y demanda. A fecha de hoy el mejor teléfono que podemos adquirir, tecnológicamente hablando, es el HTC One X, tiene un precio libre de 539,99 € + Portes comprándolo a través del portal Pixmanía.  La semana próxima Samsung anunciará la salida al mercado del próximo Galaxy S III, un smartphone que debe rivalizar con el One X de HTC por la cúspide de la tecnología del mercado Android. Los fabricantes lo tienen claro, los distribuidores también y nosotros, el público, lo tenemos más claro que nadie. Un terminal más económico siempre se vuelve más atractivo. ¿Qué precio tendrá el nuevo Samsung Galaxy S III?

Ah, y no se nos puede pasar el hecho de que hay sitios donde se vende lo mismo pero más caro, o lo que es lo mismo, otros sitios que venden lo mismo pero más barato. Por ejemplo el nuevo  teléfono de Sony, el Xperia S podemos verlo en Amazon.es por 422,91€, en Pixmanía por 459€ + Portes, por 439€ lo podemos encontrar en SpainMóviles. 599€ en El Corte inglés. En Orange se puede adquirir este teléfono por ejemplo por 289€ + una cuota mensual de 8 € durante 24 meses con la tarifa Ardilla 15.

Otro ejemplo sería el Samsung Galaxy S II que lo podemos encontrar en MundoPDA por 469€, en SpainMoviles por 399€, en El Corte Inglés por 519€, por 429€ + Portes en Pixmanía, por 488€ en Carrefour, 457€ es lo que marca en MovilesMarket o en ThePhoneHouse lo podemos encontrar libre por 489€, 471€ con una cuota mensual de 50€ vinculado a la tarifa @M Premium o por 0€ con la tarifa Delfin59 que tiene una permanencia de 24 meses y 59€   mensuales.

En fin como podéis ver y con esta frase resumo todo el artículo, un smartphone no vale lo que cuesta sino que cuesta lo que marca. Si queréis un consejo: antes de comprar un smartphone mirar, buscar y comparar precios.



Más información en www.androidbasico.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *