Motorola Defy +, un teléfono resistente.

El Motorola Defy +, un smartphone resistente concebido para trabajar.

Con el paso del tiempo, las nuevas tecnologías hacen cada vez más mella e inciden en todos los sectores. Concretamente los teléfonos móviles se han convertido en unos fieles aliados a la hora de ir al trabajo. Pero hay algunos sectores de la sociedad laboral que hasta ahora se llevaban de los pelos con estos pequeños y caros dispositivos: paletas, carpinteros, lampistas, cerrajeros, etc. todos estos generalmente acuden a sus puestos de trabajo sin sus smartphones o llevándose consigo angostos, pesados y obsoletos teléfonos más resistentes.

Pues bien para este sector Motorola ha desarrollado el Motorola Defy +, un teléfono con el certificado IP67, lo que le otorga la titulación de resistente al polvo, resistente a las rayaduras y resistente al agua ( lo cual no significa que sea sumergible ), resistente al calor y al frío. En fin un teléfono desarrollado y pensado para que puedas disponer de todos los servicios tecnológicos que te ofrece Android pero rodeado de inclemencias laborales.


Veamos un poco las características de este smartphone: Lo primero que quiero destacar es la batería de 1700 mAh, lo cual le otorga una de las mayores autonomías, estamos hablado de entre siete y 10 horas de uso; suficiente para cumplir con la jornada laboral. 

Vamos ahora con sus medidas y pantalla: El Motorola Defy + mide 107 mm de alto 59 mm de ancho y 13,4 mm de grueso y sólo 118 gramos de peso. Algo más pequeño que un Galaxy ACE pero un poco más grueso. Tiene una resistente pantalla TFT WVGA de 3,7 pulgadas (como la del Sony-Ericsson Neo V) multitáctil con una resolución de 480 x 854 pixels y está fabricada con cristal Corning Gorilla.

Su sistema operativo es Android 2.3 Gingerbread y lleva consigo el software de Motorola Motoblur.

Hablemos de su interior: Dispone de un procesador Cortex A-9 de 1 GHz de velocidad (como el del Nexus S o el del Galaxy S). Dispone de 1Gb de ROM y un total de 2 GB de memoria interna que es ampliable mediante una tarjeta MicroSD hasta 32 Gb y 512 Mb de RAM. Más que suficiente para albergar aplicaciones de trabajo.

Veamos ahora su cámara: Dispone una cámara trasera de 5 Mpix con una resolución de: 2592х1944, con autofocus, flash LED, geo-tagging y estabilizador de imagen. Puede capturar vídeo a en formato VGA a 30 fps (fotogramas por segundo), lo abitual en este tipo de cámaras.

El resto de las cualidades son las habituales de cualquier smartphone de gama medio-alta: Sensor acelerómetro para auto rotación, sensor de proximidad para auto apagado, Sensor de luz ambiente, 3G HSDPA, Wi-Fi 802.11 b/g/n con DLNA, Bluetooth 2.1, MicroUSB 2.0, Brújula digital, etc.

En definitiva y como he dicho al principio una muy buena opción para llevar contigo un smartphone si tu destino es una obra. Para más información podéis consultar la web del fabricante.


Más información en www.androidbasico.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *