Primer contacto con el Samsung Galaxy S III

Si tuviera que resumir el Samsung Galaxy S III en una sola palabra escogería imponente.
Como sabréis, hoy 29 de junio ha salido a la venta de manera oficial el Samsung Galaxy S III y como no, yo tenía que echarle un ojo a este cachivache fuese como fuese, además he de decir que me hacía ilusión compartir esta experiencia con vosotros. Así que esta tarde he tenido en mis manos el último Galaxy de la multinacional coreana.
De entrada os diré que la pantalla impacta, a simple vista se puede observar que estamos ante un terminal grande, muy grande. El modelo que he tenido yo es el de color blanco, supongo que el de color azul al ser más oscuro no dará tanta sensación de amplitud, pero en blanco como mínimo si la da.
Os puede interesar: Galaxy S6 Mini
También he de decir que es un dispositivo con un diseño muy estilizado, alrededor de todo el teléfono encontramos una franja metalizada como la que tenía el galazy S original, pero de un color mucho más plateado, yo diría que incluso más que la del S SCL.El terminal tiene las esquinas mucho más redondeadas y definidas.
Al sostenerlo en la mano inmediatamente el Samsung transmite tres cosas: La primera de ellas es que se trata de un terminal ligero, supongo que al ver la magnitud de una pantalla tan grande me esperaba sopesar algo más pesado, pero no, la verdad es que para el tamaño que tiene es un smartphone muy ligero. La segunda cosa que llama la atención es el brillo del plástico que conforma su chasis que a pesar de tener unas líneas muy modernas y visualmente atractivas da la vulgar sensación de que es un terminal de plástico mas. Y por último el tamaño, yo soy un tipo de estatura media y tengo un tamaño de mano más o menos normal para mi altura y he de decir que el terminal me ha resultado grande y ciertamente poco operativo para ser utilizado con una sola mano; además añadiré que a este evento me ha acompañado mi señora y que ella al coger el teléfono ha sido el primer comentario que ha hecho: “no me llega la mano, para coger el teléfono”. No me mal interpretéis, obviamente si que puedes sostener el teléfono con una mano y es más añadiré que es bastante cómo de sujetar, a lo que me refiero es que si quieres manipular la pantalla táctil del terminal con el dedo pulgar de la misma mano que lo sujeta, personalmente yo no llego a todas las partes de esta gran pantalla de 4,8 pulgadas.
Otra cosa que destacaré y de la que he hablado en este blog  algunas veces es sobre la batería que es extraíble y por tanto substituible por otra nueva. También os diré que lleva microSIM en lugar de una SIM normal, así que si queréis utilizar este terminal acordaos antes de acudir a vuestra operadora y pedir una nueva tarjeta si es que no la tenías ya.
Hablemos ahora del rendimiento. Bueno como os he dicho al principio  mi experiencia con este terminal ha sido bastante breve, pero por lo que he podido ver es un terminal que va como un tiro. Es súper ágil y tiene una velocidad de respuesta increíble. Incluso mejor que la del HTC OneX o la del iPhone 4S. Lástima que no he podido “trastearlo” como a mi me gusta (instalar aplicaciones, launchers y widgets) y así poder ver realmente de lo que es capaz… en fin, en otra ocasión será.
Y por último hablar del precio. El importe en tienda es de 593€ del que no voy a intentar justificar si vale lo que cuesta o no, lo que si que os puedo asegurar es que ahora mismo es el mejor y más rápido teléfono que he visto nunca y ni Lumias ni iPhones ni HTCs ni Blackberrys ni nada, hoy por hoy es el mejor, claro que esto en el mundo de la tecnología no significa mucho ya que probablemente dentro de quince días el mejor ya será otro.
 
 
 
Más información en www.androidbasico.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *