Probando el nuevo iOcean X7S Elite

Sin duda alguna uno de los teléfonos chinos más sorprendentes y que mejor ha funcionado en ventas de todo el 2013 fue el iOcean X7, tal fue así que se editaron varias versiones del mismo e incluso a ha salido otra nueva recientemente llamada iOcean X7HD que rebaja el precio del mismo hasta llegar casi a lo ridículo.

Tal y como anunciamos hace unos días en iOcean ahora tienen el punto de mira en un teléfono nuevo, o mejor dicho el mismo pero con chipset nuevo y de ocho núcleos. Estamos hablando del iOcean X7S Elite, un teléfono que hemos tenido el gusto de probar y que nos ha gustado tanto o más que el modelo anterior.


Externamente el teléfono es idéntico a sus hermanos de serie. Está construido en plástico y tiene dos acabados blanco y negro, frontal y trasera respectivamente, o todo negro. 

El conector micro USB está en la parte inferior, el power en el lado derecho y el conector de audio en la parte frontal. La cámara trasera sigue estando en la parte central superior trasera.

Su pantalla multitáctil capacitiva de 10 puntos tiene un tamaño de 5 pulgadas y usa la tecnología LTPS OGS. Dispone de una resolución de 1920 x 1080 FullHD y tiene una densidad de 441 píxeles por pulgada.

La pantalla es muy sensible y responde muy bien al tacto a pesar de no contar con la protección de un cristal templado en la superficie. En este aspecto el teléfono no ha evolucionado apenas. 


Lo que si ha evolucionado en el iOcean X7S es en el procesador que utiliza. Ahora es de ocho núcleos. El chipset está compuesto por:

  • CPU: MTK6592 Octa-core Cortex A7 1.7GHz 
  • GPU: Mali 450.
  • RAM: 2 GB.
En cuestión de almacenamiento interno el teléfono dispone de 16 GB. La mitad que la versión élite del año pasado, pero hay que recordar que dispone de ranura para tarjetas microSD de hasta 32 GB. Y además el teléfono es casi el doble de potente y contrariamente es más económico que el modelo anterior.


En la parte frontal superior encontramos una cámara secundaria de 5 megapíxeles y en la parte trasera la principal con una óptica de 13 megapíxeles. La cámara no es que tenga demasiada calidad, yo diría que es la misma que la del año pasado que ya de por sí era suficientemente buena teniendo en cuenta el precio del teléfono. Le falla un poco el autofocus (no se si es con todos o sólo es cosa de este modelo), que no es que no tenga, porqué tener tiene, sólo que es un poco lento en apuntar y en fotos tipo macro, que deberían de ser sencillas de realizar o apuntas tu manualmente o te expones a que salgan borrosas.


Una cosa que si ha cambiado con las frecuencias de conexión: El iOcean X7S Elite sigue siendo un teléfono dual SIM (microSIM+ SIM normal) y trabaja en modo StandBy. Lo que si ha cambiado son las bandas de trabajo 3G que ahora se han vuelto óptimas para Europa, pero incompatibles en el continente americano.
  • 2G: GSM 850 / 900 / 1800 / 1900 MHz
  • 3G: WCDMA 900 / 2100 MHz

El teléfono funciona muy bien, es muy rápido y no se aprecia ningún tipo de lag en las transiciones de pantalla.
Vamos a hablar ahora un poco sobre la conectividad. La pequeña prueba que he hecho con el GPS ha sido satisfactoria y no parece este octa-core heredar los problemas del modelo anterior. Además el teléfono incorpora Wifi 802.11b/g/n y Wifi Direct, Bluetooth v4.0, USB 2.0 OTG, pero sigue sin incorporar MHL y NFC. Dispone de Radio FM, pero es necesario tener los auriculares conectados.
El sistema operativo utilizado sigue siendo el mismo, Android 4.2.2 Jelly Bean y la ROM que tiene instalada tiene una interfaz ligeramente retocada. Siguen apareciendo las mismas aplicaciones chinas que no sabíamos para que servían e incluso yo diría que ahora hay alguna más.
Además el iOcean X7S Elite incorpora como novedad el sistema de identificación de rostro, control mediante gestos y control por voz.
Las medidas del iOcean X7S son de 141 x 69 x 8.95mm y he dejado este dato para el final porqué quería explicar que estas son las medidas con una batería del 2000 mAh. También se puede comprar con una batería de 3000 mAh, aunque lógicamente el grosor del teléfono aumentará considerablemente.
No me ha dado tiempo a hacer pruebas de autonomía, pero por lo poco que he trasteado, ya os puedo decir que parece consumir más batería que el modelo anterior, que por cierto tenía un consumo excelente.
Y puestos a compararlo con el modelo anterior, hay que recordar que el año pasado, cuando salió la versión Elite tenía un precio de 220~230 € y el modelo de este año lo podéis encontrar ya por algo menos de 200 €.
Os dejo con unas fotos del teléfono para que veáis que tiene el mismo chasis que el modelo anterior.

Más información en www.androidbasico.com

58 comments

  1. Hola les puedo comentar que vengo utilizando este modelo ya por 2 meses y es sensacional la resolución de la pantalla deja boquiabiertos a cualquiera que lo vea, el GPS lo he notado un tanto lento en ubicación tuve algunos problemas en un comienzo se pegaba pero realice un par de configuraciones adicionales agregando MIUI y se solucionaron, la bateria la noto un tanto floja me esta durando un poco mas de medio día con uso full, en resumen lo recomiendo 100%

  2. Hola Toni,
    No sale logo. Solo pantalla en negro. Intente flshear e instalar ROM, pero nada. Asumo la perdida de los 200€, ya q solo se me ocurrió abrir para ver si alguna conexión se soltó…….me lo cargué irremediablemente, por una mezcla de rabia, frustración e impotencia.
    Me ha salido muy mal, en parte por mi impaciencia, la jugada con los chinos…….para la próxima TIENDA ESPAÑOLA sin dudarlo.
    Gracias y saludos

    1. Sale el logotipo al encenderse el teléfono o simplemente se queda negro todo el rato? si es lo segundo yo lo que haría el Flashear de nuevo la ROM. Si es lo primero es posible que sea una app que de error. Arranque el teléfono en modo seguro (apretando los 2 botones de volumen todo el rato)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *