iOcean X7 Elite: Review e impresiones (2a parte)

Continuando con el artículo de ayer

Software & sistema operativo

El iOcean X7 Elite viene con la versión de Android 4.2.1 Jelly Bean, la fluidez del sistema es excelente. La respuesta táctil al usuario es muy buena y sus 2 GB de memoria RAM ofrecen al usuario una experiencia de uso muy agradable.


El teléfono ha llegado roteado (sin pedirlo), aunque he echado en falta el paquete de herramienta BusyBox. Venía con el sistema operativo en inglés, por lo que ha sido muy sencillo cambiarlo a Español.

Junto a Android venían varias aplicaciones en chino y no tenían opción de multilenguaje, así que aprovechando que el teléfono estaba roteado he decidido borrarlas del sistema (total ni idea de para que servían). 

Tras instalar el antivirus gratuito Avast, este ha detectado un troyano que venía instalado en una de las aplicaciones chinas, pero no ha habido ningún problema para eliminarlo.


El navegador de Internet por defecto permite el uso de Flash 11, pero la verdad es que está poco optimizado. He visto otros teléfonos chinos menos potentes navegar más rápido. Este problema queda solventado instalando otro navegador como por ejemplo Chrome.

La aplicación de Maps no estaba, en su lugar viene una versión china parecida del mismo. Tampoco está el Gmail. Por suerte, todas estas aplicaciones se encuentran en Google Play y se pueden instalar facilmente… y sí, si que tiene Google Play.

La aplicación del teclado, es muy bonita, con colores claros y una imagen innovadora, pero la ausencia de la ‘Ñ’ y la ‘Ç’ (o yo no las he encontrado) lo hacen inviable para mi. Además viene con muchas opciones de inserción de texto en chino, por lo cual he decidido substituirlo por el SwiftKey.

Como podéis ver el tema del software no es exactamente lo que se espera de un smartphone cuando lo sacas de la caja, pero por suerte son ‘problemas’ menores que se solucionan simplemente desinstalando unas aplicaciones e instalando otras.


Rendimiento

Muy bueno, así de simple. El teléfono es ágil y rápido. Por muchas aplicaciones que tengas abiertas en segundo plano la respuesta es prácticamente inmediata.

Por supuesto todo esto en gracias a la combinación de las 2 GB de memoria RAM DDR3 y los 1,5 Ghz de cada uno de los 4 procesadores que tiene.


El aspecto gráfico no se queda atrás, el rendimiento que tiene el procesador PowerVR SGX 544MP es muy bueno, incluso hay situaciones en las que supera a muchos teléfonos de renombre.

Más adelante os colgaré una comparativa de rendimiento con un Samsung Galaxy S III para que veáis más o menos por donde van los tiros.

Tras pasar el test de Antutu el terminal ha obtenido una puntuación de 14282. Un poco menos que un Samsung Galaxy S III y bastante menos que un S4.



Batería

La batería del iOcean X7 es de 2000 mAh. Sí, ya se que por ahí hay webs que lo venden con una batería de 2600, pero va a ser que no, porqué no se puede insertar una batería más grande porqué no cabe en el chasis.


El equipo adquirido venía con dos baterías, pero esto no es un estándar del fabricante, sino un gesto amable de la tienda. De todos modos el rendimiento de estos 2000 mAh está muy bien. Con un uso moderado o incluso medio del teléfono nos puede aguantar la batería perfectamente hasta la noche (unas 12 horas). Si el uso es elevado y has de estar muchas horas fuera de casa quizá sea una buena idea llevar contigo esa segunda batería de reserva. 

Podéis encontrar baterías originales para el iOcean X7 en eBay por unos 10 €.


Pantalla

Espectacular, ‘pedazo pantallote’, cinco pulgadas con resolución FullHD 1080p, todo un lujo para la vista. Ver fotografías o mirar películas se convierte en una experiencia de lo más positiva con el iOcean X7.

El consumo, por supuesto, es evidente, recomiendo usar el brillo de la pantalla entre el 40% y 50%, más no, porqué sinceramente no hace falta y además podríamos quedarnos sin baterías muy rápidamente.

El balance de colores es muy acertado, las imágenes se ven nítidas y los colores bastante reales.

¿Y a plena luz del Sol? !Uff!, los resultados bajo la luz directa del Sol son sinceramente malos. Pero no es un problema de este teléfono, por lo general todas las pantallas LCD IPS pecan más o menos de lo mismo, está claro que no es una SuperAmoled. La pantalla refleja la luz del Sol en exceso imposibilitando su uso bajo el sol de la playa aún teniendo el brillo al máximo.

De todos modos, la pantalla, sin duda es el elemento de más calidad de este smartphone.


En resumen

Resumiendo os diré que si el iOcean X7 ya iba bien, pues esta versión supervitaminada aun va mejor.

En cuestión de software es bastante mejorable, pero bueno, eso es lo bueno de Android, así que no nos tenemos que preocupar por esto, eso sí, contar que para dejar el teléfono apunto tendréis que pasaros un ratito.

Como experiencia personal os puedo decir que de la gente que me lo ha visto en la mano casi todos me han dicho. “Ala que teléfono más chulo, ¿cual es?”. Osea, que de gustar gusta y ese pedazo de pantallote, no asusta, sino que gusta.

En el mercado occidental encontramos teléfonos de gamas mucho más altas que este como el HTC One o el Samsung Galaxy S4, pero no se pueden comparar pues valen prácticamente el triple. En el mercado oriental si que encontramos opciones muy parecidas como por ejemplo el Neo N003, el Umi X2 Turbo o el VOTO X2 (del que no os he hablado, pero que lo haré pronto).

¿Y si me vais a preguntar que si lo recomiendo? Pues sí, la verdad es que sí. De hecho este es para mi mujer… ¡Cariño, feliz aniversario!


www.androidbasico.com

Más información en www.androidbasico.com

Deja una respuesta